Todo lo que debes saber sobre la ITE

Licencia de apertura: Soul Coffee
15 enero, 2021
Licencia de actividad o de apertura. ¿Conoces las diferencias?
1 mayo, 2021
Show all

Todo lo que debes saber sobre la ITE

La ITE es la inspección técnica obligatoria que tiene que pasar cualquier edificio de más de 50 años. Su objetivo es garantizar la seguridad del inmueble: saber si se encuentra en buen estado o si necesita alguna reforma para garantizar las condiciones de salubridad y accesibilidad. Pero, seguramente, ésta es la primera vez que lees sobre este certificado o, quizás, has llegado hasta aquí porque necesitas presentarlo para continuar con tu proyecto y te surgen dudas como , por ejemplo, cuándo es favorable una ITE o qué tipos de deficiencias pueden causar una ITE desfavorable.

La ITE, acrónimo que significa Inspección Técnica de Edificios, es un documento en el que se deben registrar todos los edificios de más de cincuenta años. Esto incluye edificios plurifamiliares, viviendas unifamiliares o cualquier otro tipo de construcción. Según los resultados de la primera ITE, las siguientes deberán hacerse cada 3, 6 o 10 años.

¿Qué debe analizar la ITE?

Conocida como “la ITV de los edificios”, durante el examen del inmueble el examen del inmueble, el técnico revisa:

  • Las redes generales de fontanería y saneamiento.
  • El estado de la estructura y la cimentación
  • Las fachadas interiores, exteriores y medianeras.
  • Los elementos de accesibilidad.
  • Las cornisas, los salientes, los vuelos y los elementos ornamentales.
  • Las cubiertas y las azoteas.

Además, la ITE presentada debe incluir: la evaluación de las condiciones básicas de accesibilidad y el certificado de eficiencia energética

¿Qué pasa si el inmueble no pasa la ITE?

Las ITE pueden ser desfavorables si hay algún tipo de deficiencia entre las que se pueden encontrar:

  • Estado de la estructura y cimentación: las más habituales son las grandes grietas en elementos estructurales como las vigas o las columnas.
  • Problemas de accesibilidad: los relacionados con la accesibilidad son las escaleras de acceso a los edificios. En la mayoría de casos, no es posible la ejecución de una rampa; y en caso de poder realizarse, no puede ajustarse a la normativa.
  • Redes generales de fontanería y saneamiento: generan humedades. En muchos casos no es fácil de detectar, ya que la presencia de éstas no se corresponde con el lugar donde está el defecto, por lo que requiere de un experto que localice el origen del problema y proponga la mejor solución.

En una situaicón de ITE desfavorable, hay que realizar un proyecto de reforma del edificio siguiendo las especificaciones indicadas por el técnico. La subsanación de estos problemas detectados en los edificios debe correr por cuenta de los propietarios de los edificios, teniendo en cuenta que, si estas rehabilitaciones no son llevadas a cabo, podrán acarrear graves consecuencias en la seguridad de los ciudadanos, con el posterior pago de una sanción.

Muchos municipios disponen de subvenciones para facilitar a los vecinos a realizar las obras de subsanación de las deficiencias encontradas. En Pleya.es te ayudamos a gestionar todo tipo de trámite, solicitud o permiso para que puedas descansar sabiendo que todo está en regla. ¿Hablamos?